domingo, 22 de abril de 2012

Avestruces árticas.

Éramos como avestruces en el ártico: hambrientos, temblorosos, desesperados. Incapaces de escapar. Así éramos. Y así seguimos siendo, pero cada uno en su propio iceberg

12 comentarios:

  1. Dos líneas. Tropecientasmil sensaciones. Y una avestruz en cada iceberg :) Quién lo diría.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hasta que os fundáis en uno o choquéis. O hasta que uno salve al otro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No es bueno estar en un iceberg, a fin de cuentas eso siempre termina causando problemas.

    (¡Yo también soy fan de John Boy)

    ResponderEliminar
  4. Dudo que haya avestruces en el ártico. Osos poloras, focas o pingüinos sí, pero las avestruces no llegan ni a 'ser' en el ártico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que ahí está la cuestión, no? Esa imposibilidad de ser, de existir con esa otra persona. Porque, inevitablemente, se duelen, se destruyen, de matan entre sí.
      "Éramos como algo imposible".

      Eliminar
  5. Increíble paradoja, muy bien expresado todo :) sin dudar te sigo, escribes muy bien :D

    ResponderEliminar
  6. Sorprendente*___________*
    Tu blog me fascina
    Si tienes un instante pasate por el mio;
    http://22manerasderompermeelcorazon.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. pero en un colapso, tal vez exista entonces una necesidad de reencuentro.

    Preciosa entrada, como siempre, tan tuya.

    Gracias por visitarme, ya sabes que me fascina tu blog verdad?

    ResponderEliminar
  8. Oh.. que texto mas original y realista... me identifico muchísimo.
    Un beso linda! Te espero: http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Esta noche te espero mirando al sol ¡Venga valiente, salta por la ventana!