jueves, 12 de febrero de 2015

Inertes

Todo lo vivido contigo
fue un trago mal tomado,
con poco alcohol y mucho hielo.
Fue como si no fuera,
como si todavía no pudiera ser.
Tal vez
deberíamos habernos conocido
en otro octubre,
en otro asfalto,
en otra temperatura.
Cruzarnos, más amables,
más indestructibles,
menos tú y menos yo,
en otra existencia,
en otro universo.
Que yo tenía que ser tuya y
tú tenías que ser mío.
Que lo nuestro sería
querernos hasta desfallecernos,
tocarnos hasta brasearnos,
imaginarnos hasta extenuarnos,
jugándonos la ropa al parchís
y el sexo al mejor de tres,
equivocarnos y volver a empezar.
Que lo nuestro sería algo
torpe,
constante,
neurótico,
demente,
risas, enigmas, aeroplanos.
Y no esta nada, hueca,
que vacía el pozo
y mis manos de ti.
Solas,

inertes.



21 comentarios:

  1. Querer hasta desfallecer hace que nos atemos a imaginarias, hipotéticas .. Ilusiones ... Y a veces dicen que ... Hay que tener cuidado con lo que se sueña porque comienzas a quererlo, sentirlo y desearlo como cierto aun estando inerte!

    Un abrazo de luz ✴

    ResponderEliminar
  2. "Tal vez deberíamos habernos conocido en otro octubre..." Me marcó mucho esa parte.

    ResponderEliminar
  3. Bien reflejado aquello que "podría haber sido". Toda una confesión, contundente, bien desde adentro. A muchos nos pasan cosas similares, no todos lo reflejamos asi de bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario en mi blog y por enlazarme, yo también te enlazo para seguirte.

    Tus manos solas, sin sus manos, pero tus manos llenas con tus sentimientos.

    Precioso tu poema y tu blog.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. He visto tus comentarios en mi blog. Muchas gracias por pasarte. Si quieres aun puedo meterte en el cadáver exquisito. Espero tu respuesta.
    Me encanta la fuerza que dan las palabras cuando van solas. Como si fueran tan grandes y tuvieran tanta fuerza que necesitan todo el espacio posible.

    ResponderEliminar
  6. Lo que te acabo de responder en mi blog: tu fuerza. Nos llevas a la escena concreta de lo que quieres contar. Y nos llevas a escenas propias, sintiendo lo mismo a través de tus letras.
    El trozo: "Fue como si no fuera, como si todavía no pudiera ser.Tal vez deberíamos habernos conocido en otro octubre, en otro asfalto, en otra temperatura" me deja muda.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Aunque creamos que a veces la persona finalmente no es la adecuada o el momento indicado, yo creo que siempre lo es.
    Dejando como enseñanza las cosas que describis en tu poesia. Aprender quizas, odiar o extrañar tambien. Sacar conclusiones de su significado o, en fin, encontrar respuestas que digan si valio la pena o el sentimiento.

    Escribis como con fuerza, no se si se entiende, siento lo mismo cuando leo tus comentarios para conmigo. Eso esta bueno. Enserio.

    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  8. Me he identificado con algo así. Con una relación que tuve porque la deseaba pero que también fue como ese mal trago dle que hablas. Llegué a soñar una noche que en un universo alternativo funcionaba. Y luego, al despertar, le dí carpetazo en este universo. Las relaciones tortuosas con mal final nos dejan esa sensación de que les faltaba algo. Y por eso se quedan para siempre en nuestra cabeza, como una obsesión o casi. Por cierto, que letras más excelentes las tuyas. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me siento muy identificada, la verdad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Querer es todas esas cosas, y el olvido es así de frío e inerte. Sin embargo, siempre nos queda la esperanza de reconocer a esa persona, en otro octubre o en otro asfalto.

    Me ha encantado el texto, formará parte de mis favoritos.
    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  11. Hay historias que se viven y acaban matándote. También hay otras muchas que sólo se imaginan y no toman forma porque a veces sí es la persona pero no el momento adecuado. Ni el lugar, ni la ocasión, ni la casualidad. Puede que hasta ni la vida.

    Que me encanta(S), lo juro. Siempre logras hacer que me encuentre entre tus palabras. Un abrazo bien fuerte :)

    ResponderEliminar
  12. Hay ocasiones en las que uno se asfixia y se siente incómodo, muy incómodo. Algo parecido a un vacío difícil de llenar. Pero lo bueno de todo esto es saber quedarse con lo bueno, con lo que te deja sin respiración. Arriesgar y sentir plenamente siempre, aunque en ocasiones salgamos heridos. Bonito post, un placer leerte :)

    Paula

    ResponderEliminar
  13. hola guapa:) encontre tu blog por casulidad y me encanta. Me pasare muy a menudo por aqui y sin duda te sigo.Y por cierto el texto es precioso. Nos andamos viendo,un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me siento muy identificada con lo que escribes, me he deslizado entre las lineas paladeando cada palabra y sintiéndola dentro. Y es increíble que escribiendo algo tan bonito hayas conseguido que yo acepte mi historia de una manera menos dolorosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Será por pieles deseando que les lleguen tus caricias...?

    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Suele haber un abismo entre lo deseado y lo vivido...

    tD1b, Miss C.

    ResponderEliminar
  17. Siempre es un placer inexpresable llegar y encontrar que tienes entradas nuevas. Ya sabes, no dejes de escribir, que las musas te reclaman. Un besazo bonita

    ResponderEliminar
  18. Yo la conocí en octubre....y ahora ha sido en noviembre.... A ver... Me gusto... Un beso desde Murcia....

    ResponderEliminar
  19. Creo que lo importante no es pensar en lo que pude ser, sino en lo que ha sido y POR QUÉ ha sido.
    Las cosas pasan porque tienen que pasar.
    Jamás creeré en las casualidades.
    Al igual que leerte y encontrarte no fue una coincidencia, tenía que pasar ;)

    ResponderEliminar
  20. Fascinante el ritmo de tu poema
    y su sencillez, enhorabuena!!!

    Un placer la visita.

    ResponderEliminar
  21. Precioso! Lleno de sentimiento. Enhorabuena

    ResponderEliminar

Esta noche te espero mirando al sol ¡Venga valiente, salta por la ventana!