lunes, 2 de febrero de 2015

Semáforos I


Eres ámbar.
Y pasa con cuidado.
Nunca más ni menos,
arriba o en mi espalda.
No cruzas por si acaso,
yo qué sé,
tampoco te quedas
para calentarme los pies.
No te decides, cobarde,
a tocarme la rueca ni
a dejar de enviar postales
a mi buzón.
Sabes que me encantas
y me encanta
descubrir tus letras en braille
detrás de un sobre azul
sin remitente y con tu olor
a manzanilla para el dolor
de nosotros sin ti.
Te adelantas un susurro
y te encoges sin esperar
que el viento te acerque
mis respuestas desvestidas.
Prefieres decir que no sabes
de geografía ni anatomía
que surcarme a miradas
las partes más nebulosas
de los labios.
No buscas colonizarme
pero adoras investigar
las escaleras de mis piernas
en tu imaginación, a oscuras.
Y lo peor de este pasatiempo,
es que ambos sabemos
que lo único que te retiene
al otro lado de esta habitación,
tan grande, tan llena,
es el miedo
a quererme.


36 comentarios:

  1. No sé como combinas tan perfectamente todas tus palabras, pero enganchas. Mucho. Y desde el principio. Lo de "eres ámbar" me ha encantado. Cómo no leerse entre tus líneas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias jiji pero sólo coloco palabras ya inventadas :)
      Un besito, bonita.

      Eliminar
  2. Je je
    Mucho me temo que si no pasa es porque no le interesa ni le da la real gana.
    Está en el ambar muy a gustito.
    Es que ahí se está muy bien, y no es cuestión de miedo.
    Yo lo entiendo.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay personas que se quedan en la cuerda floja y no se atreven a caminar ni a tirarse. Son posiciones totalmente respetables. Pero lo bonito es ser valiente para bien y para mal.
      Un besito, Zarza.

      Eliminar
  3. "Estar en ámbar" al final te acaba pasando factura, tanto para bien como para mal. Siempre hay que intentar dejarse caer a un lado o al otro, a pesar del miedo. Sufrir todo de una vez, o disfrutar, pero no alargar el dolor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso exactamente lo mismo, sin ninguna discrepancia :)
      Ser ámbar es una posición demasiado cómoda, ¿no crees?
      Un besito.

      Eliminar
  4. Miedo a amar... cuántas personas sienten ese temor... cuántas tiemblan de amor para preferir cerrarse en la oscuridad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. A veces existen límites imaginarios autoimpuestos a modo de frontera para dejar reposar en ellos las responsabilidades que no se desean., como si se pudiese elegir no tenerlas.

    Hilvanas muy bien palabras y sensaciones.
    Gracias por llegar a mi isla, si no te importa me quedo.
    Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las barreras que construimos con aire, transparentes, para protegernos, para escondernos, sólo consiguen ahogarnos y después...
      morimos asfixiados de tanta soledad.
      Un besito :)

      Eliminar
  6. Por favor, creo que es una de las mejores cosas que leí por blogger :O

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito amiga. Es un placer tenerte como lectora, aunque lo tuyo es puro arte. Arte mezclado con sentimientos. Es magia! Y leerte una maravilla.
    Un beso de una admiradora literaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magia son todas las palabras. Las tuyas :)
      Muchas gracias, Mabie.

      Eliminar
  8. Hola!
    Me preguntaba si podrías ayudarme a difundir una iniciativa divertida que estoy organizando en mi blog (incluso por si quieres apuntarte!) Verás, estoy buscando a personas a las que les guste escribir para un juego que se llama Cadáver exquisito.
    Puedes ver aquí en qué consiste: cristinargou.blogspot.com.es
    Si tienes alguna duda sobre algo no temas en preguntarme. Tienes hasta este domingo para apuntarte. Un gran abrazo! :) Y perdona el spam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooooo.
      Yo quería apuntarme pero se me hizo tarde, ya te dije :(
      Va a quedar genial, súper divertido, seguro.
      Un besito.

      Eliminar
  9. En ámbar! Un color cálido que invita a pasar.
    Haciendo alusión al título, es una invitación a parar... aunque a veces vamos tan lanzados que aceleramos sin pensar. Sin embargo tu personaje parece ser de los que dudan :)
    Espero impaciente los otros colores...

    t D1b, Miss C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de las pocas personas que han visto un aspecto positivo en el ámbar, y me encanta, porque hay muchos y parece que uno siempre se centra en lo malo :)
      ¡Pasemos!
      Un besito.

      Eliminar
  10. Se ha borrado el comentario que te estaba poniendo. Odio eso.
    Decía que qué romántico, delicado y dulce poema.

    Y... que he tenido unas semanas muy malas por eso he desaparecido por estos bellos lares.
    Me encantaría poder estar en contacto contigo un poco más allá de los comentarios, creo que nos merecemos algo más de un "hola qué bonito" cada vez que publicamos :)

    Un abrazo grandote
    Agnes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayy! Cuánto odio cuando pasa éso... es terrible, terrible.
      Espero que todo lo malo se haya desvanecido y este nuevo mes te esté yendo fantásticamente jiji.
      Ya lo sabes, aquí para lo que sea, señorita Agnes. Pero permíteme seguir diciéndote lo bonito que es pasar por allí.
      Un besito :)

      Eliminar
  11. Si muchas veces esa inseguridad de amar y dejarse amar nos juega malas pasadas que solo pueden evitarse con la entrega total.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Tras unas semanas de necesaria desconexión personal sigo mis pasos y llego de nuevo a tu blog donde consigues sorprenderme cada días más.
    Es un placer tenerte como lectura habitual.
    Y tus finales. Tus finales son demasiado *-*
    Un besito preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)
      ¡Los finales siempre tienen que ser lo mejor!
      Un besito.

      Eliminar
  13. Susurras versos y qué bonito.
    Qué bonita.

    Un abrazo salado,
    S.

    ResponderEliminar
  14. El miedo a amar a veces nos limita de la forma en la que no somos capaces de dar todo lo que somos o todo lo que sabemos nos merecemos dar...
    Es por eso que a pesar del miedo, colonizar tierras, cuando se hace bien no tiene por qué ser malo.
    Un beso♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nunca es malo conquistar nuevos horizontes! Así que... a por todo. Sin mirar atrás.
      Un besito :)

      Eliminar
  15. Los miedos siempre pararán a la gente, siempre... es una pena que exista el miedo
    pero no es una pena que escribas tan bien, porque como siempre, me encanta leerte
    un besote!

    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los miedos creo que son indestructibles. Cuando crees haberlos vencido, te sorprende una esquirla. Pero hay que seguir luchando contra ellos.
      Muchas gracias, Mariola :)
      Un besito.

      Eliminar
  16. Precioso! me ha gustado encontrarte ;)

    http://versameentuboca.blogspot.co.uk/

    ResponderEliminar
  17. Hay que dejar a un lado el miedo y cambiar el color naranja por el verde. Hay que atreverse a pisar el acelerador, cerrar los ojos y dejarse llevar por lo que late el corazón, por lo que la atracción grita. Ya habrá tiempo de arrepentirse, pero peor es fracasar por el miedo a intentarlo. Un beso enorme, boba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, pero te olvidas de que si pisas el acelerador a por todas y especialmente si cierras los ojos (¡loco!), puede que te lleves por delante a alguien y lo atropelles :P
      Un besito, bobo.

      Eliminar

Esta noche te espero mirando al sol ¡Venga valiente, salta por la ventana!