miércoles, 6 de enero de 2016

Licor café

Apagamos la luz y bajamos las persianas para esconder que estábamos empezando a sentir algo más. Y no queríamos verlo. Porque sabíamos que iba a doler.



12 comentarios:

  1. Si ya sabíais de antemano que iba a doler, quizá es que no era el momento adecuado... ¿Pero quién se resiste eh? Kamikazes que somos a veces...

    ¡Feliz 2016!

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Hay cosas que ni la oscuridad puede ocultar... ;)

    ResponderEliminar
  3. Pero no puedes cerrar tu corazón a lo que no quieres sentir...
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Pues que duela. Arriesgarse también duele, pero en el peor de los casos, te llena. Siempre. Un abrazo.

    http://elchicodelmetro.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Qué fácil es cerrar los ojos a veces...
    ¡feliz año!

    ResponderEliminar
  6. Sé que lo tuyo son los finales, miss, pero éste es un buen principio, sugerente, pasional... Dan ganas de conocer.
    ¡Un abrazo! ^_^

    ResponderEliminar
  7. Hola me ha encantado tu blog
    Tu entrada describe perfectamente mi vida,situación actual.
    Será que por eso me ha gustado tanto,porque me he visto reflejada..
    Al parecer por mucho que nos duela reconocerlo nos gusta
    Saludos desde mi oscuridad

    ResponderEliminar
  8. Hola me ha encantado tu blog
    Tu entrada describe perfectamente mi vida,situación actual.
    Será que por eso me ha gustado tanto,porque me he visto reflejada..
    Al parecer por mucho que nos duela reconocerlo nos gusta
    Saludos desde mi oscuridad

    ResponderEliminar
  9. Lamentablemente aunque nos ocultemos las cosas siguen allí. Sabes seguro que va a doler, pero ¿no traerá aquello nadita de felicidad?

    Un abrazo fuerte ♥

    ResponderEliminar

Esta noche te espero mirando al sol ¡Venga valiente, salta por la ventana!